sábado, 14 de abril de 2012

Biografía de un pobre

Mi nombre no importa. Soy pobre. No tengo apellido judío, turco, italiano, alemán o español dominante. Nada banquero, empresario, político o artístico.

Yo sí nací ayer y sí moriré mañana. El mundo no sabrá que existí. De entre todas las ovejas yo soy la más sucia y mi lana la más escasa. Soy pequeño, más o menos. Lleno de caries y parásitos. El sudor es mi perfume y la costra mi maquillaje natural. Zapatos, sí, por ahora. Mi casa es la ciudad, toda. Mi comida: el bufet multicolor de las cunetas; yo negocio con las aves y perros el usufructo del desecho, el mérito de la basura.

Cambio mi dignidad por cualquier cosa. Dame comida, dame vestido, y no te mataré. Dame religión y me conformaré, sólo así domarás mi insensible gusto por la vida. Déjame dormir durante el día que estoy cansado, la noche se comió mis neuronas, el ayer devoró mis sueños, el mañana está llena de monstruos, y el pasado mañana... ¿qué es el "pasado mañana"? ¡Un invento de los ricos! ¡La premonición del privilegiado! ¡Un soborno al futuro!

¡Qué no haría con el futuro!

Soy pequeño, más o menos; mi alma me lleva dos dedos. Mi espíritu se extravió en los parques municipales. Dicen que lo vieron la semana pasada, dicen que recorría las calles mártires, con pancartas y gritos juveniles. Que una hoz y martillo ondeaban en su nombre. Dicen que pasó a mi lado, pero que yo estaba dormido. ¡Demen esas pancartas! y me abrigaré del frío de la noche. ¡Demen esa hoz y martillo! y construiré mi casa y trabajaré el campo. ¡Devuélvanme todo lo que me han quitado, ladrones de clase!

Yo también quiero pasear en carro, quiero mi celular, quiero hablar con gente que no conozco en eso del internet. Yo también quiero desconfiar del Seguro Social, quiero quejarme de la educación nacional, quiero ser estafado por los bancos, quiero salir del país. Yo también quiero nadar en cualquier piscina, quiero tomar café latte, quiero estar a la moda.

No te llames pobre si puedes hacer todo eso. Aunque puedes tener mi nombre, jamás mi apellido.
Mi nombre: Pobre. Mi apellido: Miseria.

Soy sabio, lo sé. La calle fue mi madre y maestra, pero la calle también era pobre. Los filósofos agridulces de avenida son mis hermanos, tal cuales griegos cuyas túnicas son harapos podridos. No conocí a mi padre, pero sé su nombre: Estado.
Heredaré mi tufo, mis cartones, mis dientes caídos, mi guaro, mi pega, mi dolor, mi frío, mi muerte, mis calles, mi mierda, mi apnea, mi costra, mis parásitos, mi muerte, mi religión, mis neuronas quemadas, mis latas, mis botellas, mi miedo, mi muerte; he muerto tres veces, pero moriré mil veces más. Mi destino: ser pobre.

---

Me pidieron hacer una autobiografía para publicarla en no sé dónde. Acepté, aunque yo no sabía qué era una autobiografía. Me dijeron que me darían $20.00 por adelantado por escribirla, que tratara de mí, de mi vida, y que por hacerlo me podía quedar el lapicero y la libreta donde la escribiera. Me dijeron, también, que no me preocupara por la forma de escribir, que un señor que trabaja con letras corregiría eso de la gramática, ortografía y más, respetando mi expresión.

Me negué a escribir una biografía, las biografías están prohibidas para los pobres, las biografías son para quienes han vivido una vida. En cambio, envié estas letras en un sobre junto a los $20.00. Me basta la libreta y lapicero para maldecir al mundo, esto no tiene precio. Soy pobre.


Don Antonio - Venezuela. Su fotografía es simbólica. No guarda relación literal con la entrada de este blog.

10 comentarios:

  1. Precioso. Todo. La verdad.
    Me encantò.
    He ahi la realidad de algunos.
    Saludos mi estimado Ghâshgûl. Siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Un día me desperté poseído mentalmente por este escenario con el que creemos que nunca podríamos ser abrazados, incluso siendo pobres en una escala más considerada. No estuve tranquilo hasta que tomé asiento y lo escribí. El mismo día lo publiqué.

    Le he tomado aprecio al tipo de descripción en primera persona, tanto que podría quedarme en ese estilo todo el año. Pero no lo creo.

    Gracias estimada Lilith. Mis letras son tus letras.

    ResponderEliminar
  3. Mi estimado Ghâshgûl:
    Entiendo muy bien ese sentimiento. Me ha pasado muchas veces que andando en los lugares que me gusta andar y con la gente que me gusta andar, me siento desesperada por escribir ideas que a veces se cruzan por mi mente. Es rica esa sensación de que por fin lo tenes ya escrito, compartirlo con los demás y leer su aceptación (como leiste la mia) lo hace todo aun mejor . Por otro lado, me gusta mucho en lo personal, cuando escribis en primera persona, pero no creo que deberias quedarte en eso, sos muy bueno, complacenos en todas las formas (aunque eso se lea un poco divertido). Hoy tenia ganas de escribirte jaja creo que ya te diste cuenta. Ojala sepa algo de ti pronto. Por cierto, ando nula de inspiración. Haber cuando me regalas un poquito :)
    Siempre que me conecto le doy un vistazo a tu blog. Me gusta leerte.
    Espero estes bien :)
    Saluditos y como siempre nos seguiremos regalando historias.

    ResponderEliminar
  4. :) Casi siempre por aquí solemos decirnos dos cosas y ya, así que me ha gustado leer cada palabra tuya y saber que no soy el único por estos lados que plasma experiencias de forma singular, aunque quizá sí el único poco agradecido por hacerse el tonto presa del enmudecimiento que causa ser recordado sin rostro.
    Mi alma suele sonrojarse al leerte, sea aquí o allá, y a la vez me parece divertido en muchos sentidos animarte a las perturbadoras lecturas de este espacio. Cuando te parezca aburrido o grotesco también decímelo. No borraré la entrada, pero te conoceré un poco más.
    No te culpo por el bloqueo de escritora, los tiempos se renuevan y a veces no es necesario decir cosas por escrito siempre que las digás de manera propia con las personas que lo merecen. Sé vos misma como lo has hecho, tomate tu tiempo. No es consejo, sino recordatorio. Yo seré paciente.
    Muy agradecido con vos :)
    Sos bienvenida a viajar conmigo, el viento sopla de todos lados pero nosotros iremos donde queramos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me provoca tanta gracia que este sea el medio por cual hablemos, jeje no se, me causa gracia todo esto, me gusta. Siempre me he preguntado: por qué siempre escribe entrada la madrugada? Y pues ahorita me enecuentro haciendo un trabajo para la universidad (el cual tengo q entregar en unas 6 horas jeje) y me dije: vere si ya contestó... y asi fue :) Hasta el momento no he leido algo que no me guste, pero suelo ser sincera, a veces mucho, y si llega a pasar, pues claro que te lo hare saber. Y pues con el tiempo espero ir cosechando un poco de inspiracion para que fluya algo, lo que sea, pero algo!
    Gracias por el abrazo, uno igual para ti mi estimado Ghâshgûl. Como siempre un gusto leerte :)
    Feliz inicio de semana, todas mis buenas vibras para ti :)

    ResponderEliminar
  6. Sí, un poco de gracia sí da. Hablamos de forma pública y eso lo vuelve elegante :D
    En la madrugada hay silencio. Amo el silencio, no por sí mismo, sino porque puedo controlar qué sonidos lo interrumpirán.
    Algún día dedicaremos algo de tiempo para charlar de todo eso del más acá. Por ahora te mando los éxitos que merezcas y un poco más. ¡Ánimos con la U!
    Qué lío esto de tutear y vosear :D
    Me sorprendiste con tu mensaje de madrugada, aquí te sorprendo yo con el mío.
    Me dejaste con una sonrisa. Feliz lunes.

    ResponderEliminar
  7. Hasta ahorita voy terminando el deber. Me quedan dos horas para dormir jaja asi que no dormire, porque amanecere con mas sueño. Y si este silencio es bonito de escuchar, mas ahorita uqe ya me relaje. Gracias por esos animos! Los necesito en serio. Y pues no me gusta tutear, eso del tu no me suena bonito, prefiero el vos ;)
    Y si me sorprendiste porque pense que ya te habias dormido jeje. Igual me quedo con una sonrisa que ni te imaginas :) Gracias por todo y por nada!

    ResponderEliminar
  8. Muy buen escrito, me encanta esa forma en que apoyás con tanto ahínco el conformismo, en que te tomás como si fuera propio algo que no es más tuyo que mío [y de lo cual no estoy orgulloso en lo más mínimo]. Pero más me gusta la forma en que alabás la mediocridad como si fuera tu propia realidad, aunque pensándolo bien, eso último quizá sea más cierto que cualquier otra cosa escrita por acá.

    ResponderEliminar
  9. Conocidas estas letras por el oído antes que por la vista, insistiré en la exquisitez de haberlas recibido de su voz antes que mi imperfecta visión osara tocarlas, es este escrito, de entre todos sus hijos, uno de mis predilectos, guarda en sí más de mil historias y una es sólo nuestra. Brisas para usted caballero.

    ResponderEliminar
  10. Este escrito fue un parto natural. Vino de las sombras hacia la luz en un vagón avernal. Mi voz el heraldo con un estandarte que origina arcoíris. Los rieles formando eslabones con una única estación. Ahí aguarda mi alma. El vagón se desprende y nuestra historia se desliza perpetua hacia el horizonte.

    Cálidas brisas.
    Gracias por dejar florecer sus letras por estos pasillos austeros.

    ResponderEliminar